2 de junio de 2018

Oración de la mañana del dia Domingo

Amado Dios, hoy me acerco hasta Ti para darte las gracias por este nuevo día, por permitirme abrir mis ojos a tu hermosa creación y porque siempre puedo sentir que eres Tú quien toma mi mano para guiar mis pasos por senderos de amor, de bendición, de dicha y de prosperidad.

Padre eterno, sé que solo Tú me darás la fuerza que necesito para mantenerme de pie ante cualquier circunstancia que se pueda presentar. 



Señor, confío en Ti y en tus promesas y por eso te entrego mi vida y la vida de mi familia. Por favor envuelve a mi hogar con amor y permítenos vivir en paz y en armonía. Tus planes son perfectos y los aceptamos, gracias por amarnos y por cuidar siempre de nosotros, por el techo y alimento que tenemos gracias a Ti, por tu gran amor.

Tu luz despeje cualquier tristeza y preocupación de mi vida. Señor, te suplico que me des voluntad para cumplir con mis obligaciones diarias, sabiduría para poder tomar siempre las mejores decisiones, confianza para alcanzar mis metas y un corazón noble que pueda amar.

Tú eres mi roca y mi refugio seguro y si Tú estás junto a mí de nada habré de temer. Hoy saldré a vivir este día y lleno de amor y alegría y plantaré las semillas de la que pronto será mi gran cosecha, porque aquellos que siembran con amor siempre van a recoger los frutos de lo sembrado.

Amado Dios, es en Ti dónde está mi vida y mis más grandes anhelos. Que todo lo que suceda hoy, suceda bajo tu voluntad y tu tiempo perfecto, Amén.




Lectura Bíblica de hoy en: 1 Samuel 2:1-11


Cántico de Ana
1Y Ana oró y dijo:
Mi corazón se regocija en Jehová,
Mi poder se exalta en Jehová;
Mi boca se ensanchó sobre mis enemigos,
Por cuanto me alegré en tu salvación.
2No hay santo como Jehová;
Porque no hay ninguno fuera de ti,
Y no hay refugio como el Dios nuestro.
3No multipliquéis palabras de grandeza y altanería;
Cesen las palabras arrogantes de vuestra boca;
Porque el Dios de todo saber es Jehová,
Y a él toca el pesar las acciones.
4Los arcos de los fuertes fueron quebrados,
Y los débiles se ciñeron de poder.
5Los saciados se alquilaron por pan,
Y los hambrientos dejaron de tener hambre;
Hasta la estéril ha dado a luz siete,
Y la que tenía muchos hijos languidece.
6Jehová mata, y él da vida;
El hace descender al Seol, y hace subir.
7Jehová empobrece, y él enriquece;
Abate, y enaltece.
8Él levanta del polvo al pobre,
Y del muladar exalta al menesteroso,
Para hacerle sentarse con príncipes y heredar un sitio de honor.
Porque de Jehová son las columnas de la tierra,
Y él afirmó sobre ellas el mundo.
9Él guarda los pies de sus santos,
Mas los impíos perecen en tinieblas;
Porque nadie será fuerte por su propia fuerza.
10Delante de Jehová serán quebrantados sus adversarios,
Y sobre ellos tronará desde los cielos;
Jehová juzgará los confines de la tierra,
Dará poder a su Rey,
Y exaltará el poderío de su Ungido.Lc. 1.46-55.
11Y Elcana se volvió a su casa en Ramá; y el niño ministraba a Jehová delante del sacerdote Elí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario